Inicio / Sociedad / Casación confirmó la condena al que tiró la bengala y mató a Miguel Ramirez

Casación confirmó la condena al que tiró la bengala y mató a Miguel Ramirez

Los jueces Víctor Violini y Daniel Carral ratificaron la condena a Iván Fontán, acusado por la muerte de Miguel Keko Ramírez, quien murió el 30 de abril de 2011. Fue después des recibir el impacto de una bengala en la previa del recital que el grupo de rock La Renga dio en el autódromo Roberto Mouras de la capital bonaerense.

Keko tenía 32 años y vivía junto a su mujer y sus dos hijos en Los Polvorines. Sus pequeños hijos asistían al colegio adventista de esa localidad. Desde José C. Paz, la mamá de Keko se unió con familiares de víctimas de otras causas como Cromañón para militar justicia. Keko era hincha fanático de San Miguel. Por eso, sus compañeros de tribuna le rindieron un homenaje en uno de los murales de la cancha (foto).

Miguel Ramirez
Keko Ramírez

Ambos magistrados, de la Sala I de la Casación penal del Departamento Judicial La Plata, votaron en igual sentido y rechazaron el recurso presentado por el abogado defensor Gustavo Avellaneda, quien en declaraciones a ANDigital dijo que recurrirá a los jueces de alzada en la Corte y que de no prosperar su requerimiento, con el cual busca conseguir la libertad de Fontán, recurrirá a la Justicia federal.

Entre los planteos del letrado se encuentra el encuadre legal en el que fue circunscripto el hecho. La fiscal de juicio, Silvina Langone, caratuló la acusación como homicidio simple con dolo eventual y sostuvo esa carátula en el debate oral y público que se realizó el año pasado.

Los jueces del Tribunal Oral y Criminal 2 de La Plata coincidieron con el planteo de Langone, es por eso que Silvia Hoerr, Liliana Torrisi y Claudio Bernard condenaron a Fontán a cumplir con la pena de nueve años y seis meses de prisión. El acusado permanece detenido desde el 28 de mayo del año pasado en la unidad penal de Saavedra.

El abogado defensor de Fontán entiende que ni con la prueba colectada en la instrucción realizada por la fiscal Virginia Bravo, ni en la instrucción suplementaria o en el debate se ha podido acreditar que la bengala arrojada por Fontán fue la que impactó en la cervical de Ramírez.

En su pedido, Avellaneda le planteó a los jueces de Casación que nunca se explicó cuál fue la trayectoria del proyectil ni tampoco se explicó la posición en la que estaba la víctima.

Miguel Ramirez Cancha San Miguel
Homenaje a Keko Ramírez.

Además, la queja del defensor plantea que no se ha valorado el testimonio de una testigo quien contó que en la previa al show se lanzó una caña voladora gigante y que existieron otros fuegos de artificio en el momento en que la banda estaba a punto de dar inicio a su show.

“Teniendo en cuenta la acreditada ubicación de Fontán y sus amigos, a la derecha del escenario, resulta físicamente imposible que la bengala que disparó el acusado sea la misma que impactó a Ramírez”, expuso el abogado defensor.

Los jueces de Casación citaron el informe de autopsia de la doctora Virginia Craimeren el que detalla que “las heridas contra la víctima fueron provocadas con o contra un elemento duro y romo provisto de calor y fuerza, como podría ser la bengala (náutica) a la que se hace referencia en el expediente. La causa de la muerte es el traumatismo grave, generando una isquemia en el sistema nervioso central”.

Además, los jueces de la Sala I se apoyaron en el allanamiento que se realizó en el domicilio de Fontán en la localidad de Ingeniero White. Allí se secuestraron dos remeras, una de ellas utilizada por el joven el día que asistió al show.

Esa prenda de vestir fue periciada y sus componentes químicos coinciden con los que desprende una bengala náutica y no con los que desprende una caña voladora gigante, de acuerdo a lo que indicó un perito en sede de fiscalía.

Para probar la trayectoria, los jueces citan la declaración de amigos de Fontán, uno de ellos explicó que “la bengala salió del lugar donde estábamos próximos a los baños para donde estaba la gente”.

“Fontán se ubicó mirando al escenario hacia la derecha al costado de los baños”, refirió en el juicio el testigo Nicolás Discioscia.

Por su parte, Oscar Otero, otros de los testigos, refirió que el damnificado “fue alcanzado por una bengala que venía desde la derecha, del sector donde estaban ubicados los baños químicos”.

Con este escenario, la defensa de Fontán recurrirá el fallo de Casación. Fontán reconoció ante los jueces haber lanzado el proyectil el día del hecho, pero al haber otras bengalas, no supo si fue la que él lanzó la que efectivamente hirió a la víctima.

Para los magistrados no hubo dudas de que el proyectil lanzado por Fontán dio en el cuello de Ramírez y producto de las graves heridas y quemaduras que recibió, murió días más tarde en el Hospital Alejandro Korn, de Melchor Romero.

Cabe señalar que el joven condenado llegó al juicio en libertad, luego de que la Cámara de Apelaciones y Garantías dispusiera su excarcelación por falta de mérito.

ANDigital fue el único medio que asistió a las cinco audiencias de debate, por las cuales pasaron un total de 45 testigos. La defensa del acusado, representada en el abogado Gustavo Avellaneda, requirió en ese entonces que su ahijado procesal sea absuelto, debido a que a su modo de ver, no había elementos suficientes para acreditar que el proyectil lanzado por Fontán fue el que impactó en Miguel.

Leer también

sin agua

Vecinos de Grand Bourg reclaman falta de agua de ABSA

Hola, a quien corresponda, ya no sabemos por qué medio hacer saber de la falta …